El MAPA ( Ministerio de cultura, pesca y alimentación ) tiene un catálogo de las razas ganaderas utilizadas y reconocidas en España que por su interés económico, medioambiental o cultural son objeto de de programas de cría.

Si nos vamos al apartado de BOVINO, encontramos que hay 40 razas autóctonas y 6 que no lo son, pero están integradas desde hace tiempo. Lo más lamentable del asunto, es que de las 40 autóctonas, solamente 6 se libran de la etiqueta de RAZA EN PELIGRO DE EXTINCIÓN, y no es el caso precisamente de la RAZA NEGRA ANDALUZA de la que hoy nos ocupamos. Se calcula que habrá unas 1500 cabezas todo lo más.

Es NEGRA por el color de su capa y ANDALUZA por su área de distribución que en la actualidad ha quedado reducida a cuatro zonas : la sierra norte de Sevilla, la sierra de Aracena, el Valle del Guadiato y el Valle de los Pedroches. Su origen sin embargo es meseteño, entró con los arrieros que atravesaban Despeñaperros y se adaptó de tal manera a las condiciones ambientales de la DEHESA ANDALUZA que acabó desarrollándose como raza diferenciada y llegó a tener una gran extensión.

Carne de ternera de raza autóctona negra andaluza
Raza Negra andaluza

Características

  • Rusticidad, sobriedad, capacidad de adaptación a las adversidades climatológicas. Se mantienen con los recursos que el medio les proporciona, salvo puntualmente que necesitan una complementación.
  • Carácter dócil.
  • La cubrición se hace en libertad, buena aptitud para la reproducción.
  • Partos naturales sin complicaciones. Los terneros nacen en pleno campo.
  • Condiciones maternales, es decir, buen instinto maternal y cuidan bien a sus terneros.

Y si poseen estas características, todas buenas y deseables, ¿ Cómo se explica que estén casi al borde de la extinción ? Es un problema común a la mayor parte de las razas autóctonas. El abandono del medio rural y los sucesivos cruzamientos con otras razas para lograr mayor rendimiento pueden estar entre las causas principales. Puedes leer ese otro artículo dónde hablamos de cómo se fue produciendo este cambio.

Ganado y Dehesa

La vaca negra andaluza se nutre de la Dehesa y la Dehesa a su vez la necesita para su conservación. Son espacios donde van totalmente de la mano el territorio, el ganado y el oficio. Son paisajes que se han ido conformando por la acción de esa forma de vida y que ahora están amenazados y en declive. Los criadores tienen una asociación y cuentan con la colaboración de la Universidad de Córdoba. El mayor problema al que se enfrentan es la escasez de cabezas y el mantenimiento de la pureza de la raza.

La Universidad de Córdoba ha desarrollado un banco de GERMOPLASMA cuya finalidad en preservar la raza. Si una epidemia por ejemplo acabara con ella, se podría reconstruir la raza con este material. Es difícil en nuestros días salvaguardar la biodiversidad.

Comprar carne de razas autóctonas

Desde aquí quisiéramos contribuir a que los consumidores de carne tuvieran en cuenta estos factores a la hora de comprar carne. Las razas pueden tener un papel importante en las economías rurales locales, en la sostenibilidad y en el mantenimiento de la biodiversidad.

Lo que sí que está muy valorado es el sabor y la terneza de la carne y esto viene dado en gran medida por la raza, la alimentación y el modelo de crianza. La carne de raza andaluza tiene en sabor y calidad características equiparables a la Avileña o la Retinta, con quienes está emparentada. Son animales criados en extensivo, muchos de ellos en ecológico y el producto final es una carne con muy buen sabor, calidad y poca grasa.